El dolor de la codependencia

La codependencia es un concepto al cual es posible aproximarse desde diversos puntos de vista, es decir, como un trastorno de personalidad, un rasgo de personalidad o bien desde el punto de vista relacional. En este texto se hablará de este fenómeno desde lo relacional específicamente en las relaciones de pareja. 

La codependencia es una situación en la cual uno de los miembros de la pareja actúa con maltrato y/o violencia hacia el otro miembro de la pareja. El miembro maltratado o violentado de la pareja, soporta esta conducta y de manera reactiva tiende a buscar satisfacer por todos los medios al agresor, aún en detrimento de su integridad emocional y en varias ocasiones física. (Noriega, 2013)

Viene a nosotros entonces la clásica imagen en la cual un hombre alcohólico maltrata o violenta a su esposa y ella a pesar de las circunstancias, busca conservar por todos los medios la relación. Amigos, familiares, conocidos ven con extrañeza esta situación, no obstante, la persona agredida a pesar de entender en la mayoría de las ocasiones la situación y de reconocer lo insostenible de la misma, continúa con el ciclo de la violencia. 

Las personas envueltas en esta situación simplemente se rehúsan a terminarla, los motivos son muchos; la soledad, el vacío o duelo propio de la terminación de la relación, la nostalgia de una época de intensidad amorosa la cual se encuentra lejana a la situación actual, etc. La codependencia es un patrón difícil de romper. Incluso cuando eres consciente de ello, no es raro repetir el mismo tipo de relaciones, comportamientos y pensamientos codependientes.

En un texto publicado en psychcentral.com enumeran 6 razones por las que es dificil terminar una relación codependiente, te las compartimos aquí:

1. Depender de los demás para sentirse valioso

En el núcleo de la codependencia, existe una dependencia emocional de los demás para validar su autoestima. En otras palabras, los codependientes pudieran tener algunos problemas de autoestima y necesitan que otras personas les digan o les demuestren que son amables, importantes, aceptables, queridos, etc.

Esta dependencia emocional dificulta que los codependientes estén solos. Entonces, continuaremos en relaciones disfuncionales porque estar solos nos hace sentir inútiles, rechazados, criticados (muchos de los sentimientos / experiencias dolorosas que hemos tenido en el pasado).

2. Las relaciones codependientes pueden tener una cualidad obsesiva

Los codependientes tienden a estar muy sintonizados con los sentimientos, necesidades y problemas de otras personas. Para la mayoría de los codependientes, esto cruza la línea desde el cuidado y la crianza saludables hasta la habilitación, el control y el intento de reparar o salvar a otros que no son saludables.

Puedes descuidar tus propias necesidades, intereses, otras relaciones o metas porque estas muy concentrado en otra persona. Puedes perder el sueño o pasar una cantidad excesiva de tiempo preocupándote por ellos, investigando soluciones a sus problemas, preguntándote dónde están o qué están haciendo y arreglando su vida para no molestarlos. Tu vida termina girando en torno a otra persona, lo que dificulta desenredarse y concentrarte en lo que quieres y necesitas.

3. No te das cuenta de lo disfuncional que es tu relación

El amor (o el enamoramiento o la dependencia) puede nublar nuestra percepción, lo que nos dificulta vernos a nosotros mismos y nuestras relaciones con precisión. Las relaciones que observamos y experimentamos en la infancia también moldean nuestras percepciones de lo que es normal o aceptable en nuestras relaciones. 

Por lo tanto, si creciste en una familia enredada con pocos límites o con padres que discutían sin parar, esa dinámica puede resultar familiar e incluso si sabes que no son saludables, una parte de ti puede repetirlos inconscientemente porque te resultan tan familiares.

4. La relación no es mala todo el tiempo

La mayoría de las relaciones codependientes no son terribles todo el tiempo. Puede haber momentos en los que esté feliz, las cosas estén en paz y te sientas esperanzado. Tu pareja puede prometer cambiar o incluso hacerlo por un tiempo. Esto es confuso y dificulta saber si una relación se puede salvar.

¿Qué tan mal debe ponerse antes de irse? Esa es una pregunta difícil de responder. A veces es útil preguntarse si estaría de acuerdo con que su hijo o mejor amigo tenga esta relación exacta.

5. Ayudar y sacrificarse son socialmente aceptables

Si bien algunas personas en tu vida pueden criticar tus relaciones codependientes, otras pueden alentarlas. Se anima a las mujeres, en particular, a ser cuidadoras y a poner sus propias necesidades en último lugar. Es posible que hayas escuchado comentarios como “No puedes dejarlo ahora” o “Él te necesita” o “el matrimonio es para bien o para mal”, “Es tu deber ayudarlo a mejorar” O tal vez, has pensado algo similar y te has convencido de que puedes y debes ayudar a alguien a cualquier precio.

Este tipo de pensamiento codependiente es extremadamente irreal y destructivo. Perpetúa sentimientos de culpa y vergüenza que te mantendrán atrapado en relaciones con personas emocionalmente inmaduras y / o abusivas.


6. Vergüenza y culpa

La vergüenza, la creencia de que hay algo fundamentalmente mal en ti, y la culpa, la creencia de que has hecho algo mal, también evitan que los codependientes pongan fin a relaciones disfuncionales y formen otras saludables.

Muchos codependientes crecieron en familias donde las apariencias externas eran extremadamente importantes. Los problemas familiares tenían que mantenerse en secreto, por lo que parecía que la familia funcionaba bien, era respetable, exitosa, etc. Incluso dentro de la familia, a menudo hay un código de silencio, una negación de lo mal que se han puesto las cosas. Puede encontrar que está repitiendo estos patrones en la edad adulta. 

Así es como la vergüenza nos mantiene aislados. Nos convence de que nosotros causamos estos problemas, que los merecemos y que nuestra incapacidad para resolverlos es prueba de nuestra insuficiencia. Para liberarse de la codependencia, debe curar su vergüenza y dejar de escuchar sus creencias erróneas. No causaste que tu marido te golpeara, así como no causaste el alcoholismo de tu madre. 

La vergüenza es difícil de superar. Se necesita mucho coraje para admitir que estás luchando. Pero un buen terapeuta puede ayudarte a determinar de qué es responsable y qué no.

Poner fin a la codependencia

A medida que reconozcas los factores que dificultan el cambio de tus pensamientos y comportamientos codependientes, puedes crear una hoja de ruta para la recuperación, una lista de áreas en las que puedes trabajar. Puede incluir algunos de los siguientes:

  • Pasar de la dependencia emocional a la independencia emocional (ser capaz de amarse y validarse a sí mismo, reconocer sus sentimientos y necesidades como algo separado de los demás, atender sus necesidades, perseguir sus metas e intereses)
  • Manejar eficazmente tu ansiedad
  • Centrarse en tus propias necesidades y practicar el cuidado personal sin culpa
  • Aprender más sobre relaciones saludables y derechos personales.
  • Establecer límites, usar una comunicación asertiva y habilidades saludables para la resolución de conflictos.
  • Desafiar la noción de que tu trabajo es ayudar o salvar a otros
  • Sanando la vergüenza y los sentimientos de culpa

Para finalizar este escrito me gustaría dar el testimonio de una persona, la cual no es nadie en particular, es una mezcla de las personas las cuales pueden estar en este proceso y buscan cambiar su situación.

“Me siento confundida, triste, siento un vacío en mí… creo que tiene que ver con mí novio. Llevamos tres años, pero últimamente no me siento bien con él. Todo el tiempo quiere saber dónde estoy, le tengo que enviar mi ubicación, también me insulta cuando se enoja… no, pero yo lo amo, me veo con él teniendo una familia, pero a veces ya no aguanto… la otra vez mientras él estaba en el baño le descubrí unos mensajes y era de otra chica… me enojé mucho, pero a él no le importó, al contrario, terminé pidiéndole disculpas por haber revisado sus mensajes… si quiero terminar la relación sin embargo yo lo amo… no sé qué hacer.

El asunto va más allá de la racionalidad; el mundo afectivo se aferra a una persona a la que la mayor parte de las veces, es tóxica en la vida de la persona. Terminar una situación así es un triunfo y requiere un proceso de acompañamiento psicoterapéutico.

Referencia

Noriega, G. G. (2013). El guión de la codependencia en relaciones de pareja. México: Manual Moderno.

Extracto "6 razones por las que es dificil terminar una relación codependiente" traducido y editado de: https://psychcentral.com/blog/imperfect/2020/01/why-its-so-hard-to-end-a-codependent-relationship#You-dont-realize-how-dysfunctional-your-relationship-is

Sobre el autor de la sección original:

José Romel Rodríguez Guzmán es Psicólogo egresado de la Facultad de Psicología de la UNAM. Cuenta con estudios de especialización en intervención clínica en adultos y grupos por parte de la misma institución. Actualmente es maestrante en psicoterapia psicoanalítica. Trabaja en su organización Psimedic y como colaborador en Neopraxis, otorgando consulta particular; acompañando a personas que están llevando un régimen alimenticio, con trastornos de ansiedad, depresión y problemas de pareja.

que es codependencia